Perder peso con ejercicios aeróbicos o anaeróbicos

 

 

Uno de los padecimientos actuales el cual está presente en un alto porcentaje de la población mundial es el sobrepeso. En algunos casos, se trata de algún trastorno metabólico y en otros, la mala alimentación combinada con el sedentarismo, lo cual produce que el cuerpo vaya acumulando grasa sin que se quemen calorías, que conlleva a ir aumentando de peso casi a diario.

En cualquiera de los dos casos, la realización de ejercicios puede ayudar enormemente a que este problema se reduzca e, incluso, que desaparezca si se toman las medidas adecuadas. Por supuesto, es importante que al iniciar cualquier plan de ejercicios se conozca bien nuestra condición física para que el cuerpo no se vea forzado y provoque algún tipo de lesión.

Para bajar de peso se puede elegir entre los ejercicios aeróbicos y los anaeróbicos. Las rutinas aeróbicas tienen como objetivo quemar la grasa corporal y los azúcares; son ejercicios de moderada intensidad que se realizan por un extenso periodo de tiempo. Estas actividades ayudan a elevar la frecuencia cardiaca y, por tanto, a oxigenar óptimamente la sangre.

Los ejercicios anaeróbicos consisten en la realización de actividades de alta intensidad, como correr cortas distancia a gran velocidad, levantar pesas o hacer abdominales. Se trata principalmente de hacer grandes esfuerzos en pocos lapsos de tiempo. Estas rutinas buscan fortalecer el sistema muscular de quienes realizan este tipo de ejercicios.

Entrenarse con ejercicios aeróbicos para perder peso es una buena opción; sin embargo, es importante resaltar que para obtener buenos resultado es necesaria combinar las rutinas con una dieta balanceada y libre de calorías. Además, de la realización de otras técnicas de entrenamiento para ir tonificando la musculatura a medida que se avance con la ejercitación.

Dentro de las rutinas aeróbicas está la práctica de correr al aire libre o de modo estática, andar en bicicletas, la natación, entre otras. Con estos ejercicios se logra que el metabolismo de nuestro cuerpo aumente y queme grasa con más rapidez. Los beneficios que aporta al cuerpo ayudan a lograr un equilibrio en el organismo y lo mantiene en óptimas condiciones.

Cuando se busca perder peso y se elige determinado ejercicio para ello, puede provocar una mala tonificación física. Esto sucede mayormente con las prácticas aeróbicas. Aparecen los descolgamientos de la piel por la pérdida grasa, ya no se ve tersa; por lo que es importante combinar esta práctica con ejercicios que vayan tonificando nuestros músculos.

Para perder peso de manera saludable y lucir una musculatura tonificada, es importante combinar ambos ejercicios, de modo tal de ir progresivamente aumentando la masa muscular y perdiendo grasa. Con estas ejercitaciones, rutinas y alimentación el cuerpo aprende a optimizar energías, incluso mientras se está en reposo.

Cuando se incrementa la musculatura se va aumentado también progresivamente la energía, se mantiene oxigenada la sangre y al estar inactivo, es decir que no se esté realizando ejercicios, se disminuirá o eliminará la acumulación de grasa. Es por ello que la combinación de ambos tipos de ejercicios para perder grasa y lograr una salud perfecta.

Fuentes de hidrato de carbono

 

Los hidratos de carbonos, glúcidos o azúcares, es una sustancia orgánica que se considera la principal fuente de energía para el organismo humano que podemos encontrar en algunos tipos de alimentos que se consumen en la dieta diaria y es la base de la pirámide alimenticia para mantener una buena salud y una óptima vitalidad.

En la actualidad, algunas tendencias de moda en el ámbito alimenticio han anunciado que esta sustancia puede causar efectos negativos en el organismo, en especial en su interacción con el peso corporal. Esto ha causado que muchas personas están eliminando de su dieta los alimentos que contienen hidratos de carbono, lo cual es un gran error.

El organismo necesita consumir esta sustancia para llenarse de energía a diario, por eso, al contrario de eliminar los alimentos que incorporan este tipo de azúcar, se debe conocer las fuentes principales de hidrato de carbono a parte de los panes, que es el alimento en el que se encuentra la mayor cantidad de concentración de estos glúcidos.

También es importante porque en algunos casos especiales donde la levadura o el gluten pueden resultar dañinos para el organismo y se hace necesario eliminar el pan de la dieta, estas otras fuentes de hidratos de carbono, son una excelente opción de sustitución.

Hay varios alimentos que contienen este tipo de azúcar. En primer lugar están las tortitas de arroz integral. Este bocadillo, es utilizado por muchas personas que cuidan su dieta para sustituir el pan o eliminar el consumo de levaduras y otras sustancias dañinas para su organismo. Este alimento está elaborado a base de maíz integral que está libre de hidratos.

La ligereza y rápida asimilación de las tortitas de arroz, la hacen ideal para consumir como desayuno, como merienda o en esos momentos en que hace falta algo más de comida para saciar bien el apetito de una manera muy sana y natural.

En segundo lugar, está el muy conocido, pan de centeno; aunque también hay galletas y tortas. La base con que se elabora este pan, es la harina de centeno; es 100% integral y no utiliza levadura para la preparación de este alimento, lo cual lo hace también bastante saludable para el organismo, ya que lo asimila rápida y fácilmente.

En tercer lugar, está la reconocida avena. Este alimento es la base en la dieta de muchas personas por sus bondades y lo saludable que se. Además, es una buena fuente de hidratos de carbono que combina con grandes aportes de minerales, vitaminas y proteínas. La ventaja de la avena es que puede consumirse de muchas maneras, batidos, pan, entre otros.

Finalmente, se puede encontrar hidratos de carbonos en verduras, frutos secos y legumbres. Estas son fuentes inagotables de esta sustancia y buenos sustitutos del pan. Además, son naturales y, aunque, en algunos casos contienen calorías, dotan al organismo de muchas energías, lo cual las hacen ideales para incorporarlas a la dieta diaria.

El cuerpo necesita de una equilibrada alimentación para mantenerse sano y con vitalidad. Algunos alimentos aportan nutrientes más que otros, por eso es importante conocer los beneficios de cada uno de ellos.